¿Cómo Saber que eres “Perrimamá”?

¿Tu perro es el miembro más querido de la familia? Hoy es más común encontrar a personas solteras o parejas sin hijos que deciden adoptar a un perro para llenar con amor el hogar. No es extraño. Después de todo, siempre han formado parte de la historia humana. Han sido compañeros, guardianes, protectores… y ahora hijos.

Desde hace unos años, el término “perrihijos” se convirtió en algo más que una palabra rimbombante para nombrar a los canes que son consentidos por sus dueños como si se trataran de sus padres biológicos y se ha convertido en todo un estilo de vida. Ahora es todo un estilo de vida.

Lo podemos ver en la cantidad cada vez mayor de restaurantes, hoteles, spas, estéticas y hasta funerarias enfocadas en perros. En el mismo Happy Can Camp hemos recibido a perros que requieren cuidados especiales, desde almohadas y cojines para dormir hasta su marca de croquetas favorita, ya que no comerá otra cosa.

Las causas del auge de los perrihijos son muchas: mayor carga de trabajo, los traslados de la casa al trabajo y cada vez menos tiempo libre, el esfuerzo para dedicarse de tiempo completo a un hijo es limitado, sin tomar en cuenta los gastos que trae un nuevo bebé desde antes de su nacimiento, por lo que deciden posponer o aplazar esa decisión.

Por otra parte, los perros son los preferidos en cuanto animales de compañía: son leales, afectos al cariño, muy buena compañía y apoyo. De hecho, el Consejo Nacional de Población (CONAPO), estima que el número de perros domésticos aumentó 20% desde el 2000 hasta la fecha.

Además, su mantenimiento es barato y existen servicios especializados para su cuidado. En promedio el gasto puede ser de 3 mil pesos o 150 dólares al mes entre alimento, baños, premios, ropa, consultas y medicamentos.

¿Cómo saber si eres perrimamá? Si cumples con al menos 3 de estas conductas:

  1. Te has referido a tu perro como “mi hijo” o “mi bebé”
  2. El perro tiene acceso a todos los espacios de la casa: se sube al sillón y a la cama.
  3. Eres muy permisiva con tu perro: le perdonas cualquier conducta
  4. Tu perro convive más con personas que con otros perros
  5. Suele comer lo mismo que la familia o tiene una dieta especial (no croquetas)
  6. Si tienes que separarte de tu perro, se pone extremadamente ansioso
  7. Le has comprado ropa y lo sacas a la calle vestido
  8. Lo llevas a fiestas, eventos y reuniones con familia y amigos
  9. Has reducido la cantidad de viajes y horas de trabajo por estar a su lado.
  10. El perro recibe regalos de Navidad, Día de Reyes o cumpleaños

¿Esto puede ser dañino para los perros? Aunque no lo parezca, sí. Un perrihijo desarrolla tal dependencia a su dueño que en situaciones, como viajes de trabajo o vacaciones, presenta cuadros de estrés y ansiedad muy severos. Incluso han existido casos de perros con ataques cardiacos por el estrés de la separación.

Los problemas de obediencia son otro efecto secundario, pues el dueño no le estableció límites desde cachorro y requerirá de los servicios de un entrenador para corregir las malas conductas. Además, la sobreprotección puede provocar que tenga problemas para convivir con otros perros. Esto se puede ver más en perros de razas pequeñas, que son los preferidos como perrihijos.

Te recomendamos, a fin de ayudar a tu perro a tener una vida plena y sana, acudir con especialistas en nutrición, salud, higiene y entrenamiento canino a fin de que aprenda cuestiones como obediencia y convivencia con otros perros, obtener una alimentación equilibrada y saludable y a reducir la dependencia de sus dueños, lo cual se traduce en más años de vida y mejor estado de ánimo.

En Happy Can Camp estamos para ayudarte, ya sea mediante sesiones de entrenamiento, resguardo, guardería y veterinaria. Estamos en el 222 644 1275.

¿Sabes cuáles son las mejores croquetas para tu perro?

La alimentación es un elemento importante para el bienestar de nuestros perros. Saber cuál será la combinación de alimentos, nutrientes y cantidades ayudará a evitar desde enfermedades hasta intoxicaciones por envenenamiento.

Pero vamos por partes con las dudas más frecuentes sobre su alimentación:

 

¿Qué no debe comerse?

 

Existen alimentos que no son digeribles por los perros o que pueden causarles reacciones adversas que pueden poner en peligro su salud. Los más comunes son:

  • Chocolate. Contiene teobromina, una molécula del cacao que resulta tóxica y es de difícil metabolización para los perros.
  • Ajo y cebolla. Resultan un alimento que intoxica a los perros por su contenido de tiosulfato. Los síntomas de intoxicación son pérdida del apetito, diarrea, vómito, sangre en la orina o dificultad respiratoria. El tiosulfato puede provocar anemia porque destruye los glóbulos rojos del animal.
  • Aguacate. Contiene persina y aunque resulta deliciosa e inofensiva para los humanos, a los animales, no sólo los perros, les puede causar insuficiencia cardíaca, dificultad respiratoria y acumulación de líquidos alrededor del corazón.
  • Uvas y Pasas. Aunque la sustancia tóxica en uvas y pasas es desconocida, se sabe que puede causar insuficiencia renal en los perros en una ingesta significativa. Uno de cada tres perros puede intoxicarse por su consumo.
  • Cítricos. El ácido cítrico contenido en tallos, hojas, cáscaras, frutas y semillas puede causar desde un pequeño malestar estomacal hasta la irritación y depresión en el sistema nervioso según la dosis de ingesta. 

 

¿Qué pasa con el alimento del supermercado?

 

Si bien las opciones más conocidas de croquetas son las que podemos encontrar en el supermercado, debemos tomar en cuenta varios aspectos como que tengan vitaminas, minerales, carne (recordemos que los perros son carnívoros por naturaleza y años de evolución) y que no sea principalmente granos.

El conocer el contenido nutricional que marca el empaque puede ser un buen punto de partida. Recientemente la procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) realizó un estudio comparando a 41 marcas de comida para perro de acuerdo a su etiquetado, contenido en cuanto a ingredientes y aportación nutricional, así como si promete lo mostrado en publicidad.

Para esto, clasificó el alimento en cuatro categorías:

  • Alimento seco para perros adultos Tipo AB. Cubre los requerimientos nutricionales indispensables del perro adulto y está enfocado principalmente a que el can lo consuma y satisfaga su apetito. Es considerado como un producto de mantenimiento, puede contener vitaminas y minerales para la nutrición o algunos ingredientes funcionales. Este tipo de alimento puede producir heces abundantes y menos firmes. Su formulación puede variar de lote a lote, dependiendo de la disponibilidad de ingredientes en el mercado. Son los productos de menor digestibilidad y los más baratos dentro de las categorías.
  • Alimento seco para perros adultos Tipo AE. Cubre los requerimientos nutricionales indispensables del perro adulto y además incluye algunas vitaminas y minerales para la nutrición. También contiene algunos ingredientes funcionales. Genera heces menos abundantes y más firmes que los clasificados como AB, sus ingredientes aumentan la digestibilidad. Por sus características, favorece la aceptación por parte del perro adulto. Su formulación puede variar de lote a lote, dependiendo de la disponibilidad de ingredientes en el mercado.
  • Alimento seco para perros adultos Tipo AP. Los alimentos cumplen los requerimientos mínimos de nutrición, incluyen vitaminas y minerales en su fórmula, e ingredientes funcionales que generan beneficios adicionales: mayor digestibilidad, mejor sabor, piel sana y pelo brilloso. Su contenido proteico de origen animal es mayor que los clasificados como AE. La calidad de sus ingredientes favorece una mejor consistencia de heces. La mayoría tienen estudios científicos que fundamentan sus propiedades nutrimentales.
  • Alimento seco para perros adultos Tipo AS. Es un alimento especializado: su formulación cubre los requerimientos nutricionales de las diferentes razas. Algunos ingredientes utilizados están aprobados para consumo humano e incluyen vitaminas y minerales para la nutrición, además contienen en mayor grado ingredientes funcionales. Provee el mejor desempeño en cuanto a digestibilidad, consistencia, menor olor y volumen de heces. Es la categoría de mayor aceptación por el perro adulto y también el mejor rendimiento por porción. Sus fórmulas están basadas en estudios científicos aplicados que fundamentan sus propiedades nutrimentales. Por sus atributos son,

Puedes consultar el estudio completo de PROFECO aquí.

 

 

¿Qué alimentos son los más recomendables?

 

Primero debes llevar a tu perro con un médico veterinario que haga una valoración y pueda recomendarte opciones nutricionales de acuerdo a su raza, edad, peso o historial de salud. Así evitarás irte por la opción más popular sino por aquella de acuerdo a tu perro.

Las opciones de croquetas que podemos encontrar ahí, así como en locales especializados en cuidado animal cuidan más el balance de nutrientes, que la información en su etiquetado corresponda a los beneficios que brinda y sobre todo, que ayude a un impacto positivo, como músculos fuertes, solidez en las heces o evitar la desnutrición.

En Happy Can Camp contamos con un médico veterinario y un equipo para ver por la salud y bienestar de tu mascota desde las primeras etapas y que te puede recomendar una dieta balanceada. Puedes encontrarnos en Facebook, Instagram, TikTok, WhatsApp o en nuestro sitio web happycancamp.com

10 Consejos para el cuidado de tu perro en época de frío

Llegan los frentes fríos y el invierno ya está aquí. Todos sabemos que tenemos que tomar precauciones extra para evitar enfermedades pero, ¿qué podemos hacer con nuestros perros?

Les dejamos estos consejos ante las bajas temperaturas:

  1. Si acostumbras dejar a tu perro en el jardín, terraza o azotea, mételo a la casa. El resguardo le protegerá de las bajas temperaturas, ya que los frentes fríos llegan de imprevisto.
  2. Aunque necesite mayor aporte calórico ante el frío, no le des más comida de lo normal. Controla las porciones. Solicita asesoría de tu veterinario de confianza.
  3. Algunas razas de clima cálido como el chihuahua o el pug no cuentan son suficiente pelo para soportar el frío, por lo que se les recomienda ponerles un suéter o prenda que cubra la mayor parte del cuerpo.
  4. Su espacio dentro de la casa debe estar acondicionado: procura tener un colchón mullido y frazadas en el área designada para que duerma. También se vale que duerma contigo.
  5. En caso de que tenga casa en el jardín, ponle frazadas para mantener el espacio caliente.
  6. Si llueve mientras salen a pasear, procura secarle lo antes posible con toalla y secador de pelo.
  7. Es común que por el frío busquen resguardo debajo de los coches por el calor residual del motor. Antes de salir, revisa que no esté debajo de tu auto.
  8. Recuerda usar polvo antipulgas para evitar a ese tipo de parásitos.
  9. Así como en los meses de verano se recomendó sacarlo a pasear en la mañana o el atardecer, en épocas de frío se recomienda sacarlo en el horario de mayor calor, como el mediodía.
  10. El temblor excesivo puede ser síntoma de hipotermia. También se puede notar la congelación de la piel en zonas como orejas, nariz, cola y patas. Si eso sucede, envuélvelo con toallas secas y calientes para que se tranquilice y visita al veterinario.

Recuerda que estamos a tu servicio para la salud y el cuidado de tu perrito en el (222) 644 1275, nuestra página happycancamp.comFacebook, Instagram y Twitter.

Cuidados para el Husky Siberiano

Una de las razas que recibimos más en Happy Can Camp es Husky Siberiano. Esta raza es muy popular por su espíritu de servicio y protección, por su elegancia, por su aspecto similar a la de un lobo y a este se relaciona con valores como el heroísmo, compañerismo y apoyo. No en vano esta raza se hizo famosa por su uso para jalar trineos en otras partes del mundo.

Read more

Mi hijo quiere tener un perro ¿qué hago?

Para el desarrollo de los pequeños, una de las prácticas más comunes es adoptar un animal de compañía. Este no solamente les ayuda en actividades como el juego y la convivencia, sino que les ayuda a desarrollar responsabilidad y actitud de servicio.

Read more